https://youtu.be/f7FaWwpM1jo

Es el ancestro de nuestra muy conocida y tradicional sopa paraguaya. Si bien ya no es muy frecuente su preparación, es parte de la cocina tradicional campesina.

Para dos personas, apróximadamente, los ingredientes son:

Una taza de harina de maíz Dos huevos
100 gramos queso Paraguay
½ taza de leche cuajada Tres chalas de maíz
Dos cucharadas de manteca
Una pizca de anís

«La harina de maíz siempre es de mejor calidad en ferias y mercados», aconseja Ignacio Fontclara, docente del Masterado en Cocina y Alimentación en el Paraguay.

La clave del ka’i ku’a es una buena harina de maiz • Martín Crespo Perla Álvarez, integrante de la organización Conamuri y conductora del premiado programa de cocina Tembi’u Rape, enfatiza esta idea, ya que «no tenemos una herramienta legal para proteger la calidad de la producción. Lastimosamente, el proyecto de ley de defensa de variedades locales de maíz fue archivado por el Congreso en el 2013».

La única manera de saber si tu harina de maíz proviene de especies híbridas, criollas o transgénicas es comprando «directamente del productor», asegura Perla Álvarez, de la organización Conamuri.

Sin la regulación ni políticas públicas al respecto, la única manera de saber si tu harina de maíz proviene de especies híbridas, criollas o transgénicas es comprando «directamente del productor», asegura Perla.

Para preparar el ka’i ku’a, tenés que vertir la harina de maíz en un recipiente junto con el resto de los ingredientes —no te olvides del anís— mezclándolos hasta conseguir una masa consistente.

Al atar las puntas y el medio, se forma el ka’i ku’a o cintura de mono • Martín Crespo Ese preparado lo envolvés en chalas, las cuales anudás con hilo en el medio y las puntas, formando así el ka’i ku’a o cintura de mono que da nombre a la receta. Las chalas son las hojas que envuelven las mazorcas de maíz. Si las chalas que tenés no son frescas, es recomendable ponerlas en agua caliente para ablandarlas primero. Una vez anudadas, las ponés 15 minutos en agua hirviendo con sal.

Condimentá el ka’i ku’a a gusto • Martín Crespo

Finalmente, las retirás, abrís las chalas y ya está.Usá tu creatividad a la hora de acompañar: un pesto, una salsa, cebollita en hoja, lo que prefieras.